Arquitectura: Inclusión a un ambiente laboral

  • 0

Arquitectura: Inclusión a un ambiente laboral

Category : Blog

Según el “Informe Mundial sobre Discapacidad” publicado en 2011 por la Organización Mundial de la Salud, un 15% de la población mundial convive con algún tipo de discapacidad. En América Latina existen alrededor de 85 millones de personas en estas condiciones, de las cuales sólo el 2% encuentra respuesta a sus necesidades.

Estas cifras hablan sobre la relevancia que adquiere esta población como fuerza laboral. Sin embargo, prevalece en las organizaciones cierto desconocimiento respecto a cuáles son las modificaciones que es necesario realizar en los lugares de trabajo para facilitar el acceso a personas con capacidades diferentes.

Ante estas condiciones es relevante tener en conocimiento el llamado Diseño Universal un concepto, introducido a finales de los años 80 por el arquitecto norteamericano Ron L. Mace que parte de la idea de diseñar productos y entornos de modo tal que sean utilizables por la mayor cantidad posible de personas, sin necesidad de que se adapten o especialicen, y sin que ello suponga una inversión extra.

Basándose en los principios del Diseño Universal, Contract Workplaces, empresa regional dedicada a la conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo, señala algunos de los aspectos que contribuyen a crear un entorno universalmente accesible:

“Cuantas menos barreras arquitectónicas presente el diseño, más accesible será el entorno de trabajo”

Accesos: Deben mantenerse libres de obstáculos y si la entrada no está a ras del suelo, se debe colocar una rampa como alternativa a los escalones.

Circulación horizontal: Se deben evaluar las circulaciones más transitadas teniendo en cuenta los espacios requeridos para que las personas con limitaciones en la movilidad puedan acceder a todas las áreas (salas de reuniones, archivos, fotocopiadora, cafetería, sanitarios, etc.).

Circulación vertical: Los ascensores deben ser accesibles, tanto en lo que se refiere al espacio disponible como al sistema de apertura y controles, Hay que poner especial cuidado en la iluminación y el tipo de piso, puesto que ambos elementos afectarán directamente las condiciones de accesibilidad y seguridad.

Pisos: Se sugiere introducir algún cambio de color y/o texturas cuando se producen desniveles en el piso, a fin de alertar sobre los mismos a las personas con discapacidad o limitaciones visuales.

Ruido:Las personas con limitaciones auditivas encuentran mayor dificultad en comunicarse con sus colaboradores en un entorno donde el ruido ambiente es elevado. La utilización de sistemas de paneles absorbentes, los pisos alfombrados y algunos materiales de revestimiento de paredes y tabiques, ayudarán a mejorar la acústica del entorno.

Aplicar los principios del Diseño Universal tiene como finalidad crear entornos que puedan ser utilizados por todos los usuarios, ya sean altos, bajos, obesos, zurdos, diestros, discapacitados, adultos mayores, jóvenes, etc. El desafío no será entonces proyectar y construir lugares “especiales”, que a fin de cuentas también son una forma de discriminación, sino integrar a todos los usuarios, independientemente de su condición física. En pocas palabras, es diseñar para todos.

FUENTE: Arquimaster.com

 

 


Leave a Reply