Monthly Archives: enero 2018

  • 0

¿Casa biológica o ecológica?

Category : Blog

El cambiar el tipo de material que utilizamos en la construcción tradicional no siempre sencillo y más si buscamos nuevos materiales que no solo respeten el medio ambiente, también la salud de los ocupantes o que la vez – constructivamente hablando – posea esas propiedades adecuadas para utilizarlos en las obras. 

¿Una casa biológica?

Es aquella vivienda que está construida y se compone normalmente de restos de productos agrícolas como paja o hierba. En lugar de ser quemados para obtener energía, estos materiales se transforman en materiales de construcción naturales.

No hay que confundir el término con casas ecológicas, dónde no siempre son “sanas”; Es decir, podemos practicar una construcción donde los materiales usados – por ejemplo – son el hormigón, pero aprovechamos la energía del sol con placas solares para producir energía, aquí diríamos que es una vivienda ecológica, pero los materiales usados en su estructura no son naturales, ni tampoco son reciclados.

De la misma manera construir una casa biológica con materia naturales no es sinónimo de sostenibilidad. Si construimos una casa de piedra natural es posible que la extracción de la misma, pueda ser que no sea sostenible o renovables, ya que utilizamos un recurso que no es posible regenerar.

desarrollo de economía circular

El ejemplo de vivienda biológica está diseñada con una economía circular en mente y se desarrolla con un conjunto de principios que aseguran la separabilidad del edificio y la posibilidad de preservar materiales, elementos y componentes en un bucle cerrado a lo largo del tiempo. De esta manera, las valiosas materias primas que se utilizan para la construcción del edificio no acaban como residuos, sino que pueden ser introducidas en nuevos circuitos cerrados.

FUENTE: ovacen.com

  • 0

BIM como herramienta anticorrupción

Category : Blog

Planear mejor para aprovechar al máximo los recursos, y propiciar mejores prácticas: la fórmula BIM

BIM

La plataforma tecnológica de trabajo colaborativo conocida como BIM (Building Information Modeling) se perfila como una de las más modernas y eficientes herramientas para mitigar la corrupción en la industria de la construcción.

Su uso es cada vez más frecuente en Mexico, pero aún no se ha convertido en un requisito, como en Reino Unido, donde es obligatoria desde el año pasado en los proyectos de obra pública.

“En el proceso BIM intervienen hasta 70 softwares, diferentes hardwares, equipos y especialistas que conforman un ecosistema coordinado e interdisciplinario, en el que cada uno de los involucrados tiene acceso a toda la información en tiempo real”, explica la arquitecta Angélica Ortiz, directora de BIM, del Consorcio IUYET, encargado de desarrollar la ingeniería del Tramo III del Tren Interurbano México-Toluca, que incluye la estación de Santa Fe y la terminal de Observatorio, correspondientes a la Ciudad de México.

Esa labor colectiva permite ingresar al sistema de manera simultánea la información de estructuras, instalaciones o acabados, lo que agiliza el manejo de cambios y evita errores.

José Luis Sandoval, vicepresidente de Instituciones de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), organismo que desde 2011 ha promovido el uso de BIM, comenta que además de su capacidad de visualización, que por su apego a la realidad ayuda al cliente a tomar decisiones de forma más rápida, es imposible hacer cambios sin justificación y es sencillo analizar si se desviaron recursos económicos.

Eso la convierte en una medida contra la corrupción. Aunque José Pablo García, director general de la Fundación de la Industria de la Construcción para el Desarrollo Tecnológico y de la Productividad (FIC), que es parte de la CMIC, aclara que “no se ha promovido como una herramienta anticorrupción”.

Su transparencia es evidente. Sandoval cuenta que en junio de este año la CMIC fue invitada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para coordinar un seminario de tres días con los directores generales de diferentes dependencias gubernamentales, a quienes explicaron de qué se trata BIM.

“Uno de sus principales objetivos es abatir los proyectos corruptos, provocados por diseños mal elaborados, que dejan las puertas abiertas para llenar huecos indebidamente”, dice.

FUENTE:http: www.obrasweb.mx