Fachadas translúcidas y respirables

  • 0

Fachadas translúcidas y respirables

Category : Blog

En tiempos en los que los usuarios valoran enormemente la apertura, la iluminación natural y las vistas hacia el exterior, el vidrio predomina en los revestimientos exteriores de los edificios en todo el mundo. Esto nos obliga a buscar opciones que permitan manejar el exceso de radiación solar y mantener un correcto confort térmico en todas las estaciones, sin obstruir las vistas u oscurecer los espacios interiores.

Las mallas metálicas prefabricadas entregan una serie de cualidades que pueden funcionar correctamente en conjunto con el vidrio para impulsar los objetivos de iluminación para el proyecto

Algunos de los principales puntos a realzar cuando se incorpora este material son los siguientes:

-Evitar ver la malla como un ‘objeto externo’ que se ajusta a una fachada previamente definida.

Para funcionar correctamente, la malla metálica debe diseñarse en conjunto con el resto del edificio, respondiendo a sus diferentes niveles, orientaciones, funciones interiores y otras especificidades. Sin embargo, la malla permite renovar, actualizar o modernizar fácilmente edificios existentes; en estos casos, es esencial considerar las condiciones preexistentes para lograr una aplicación efectiva.

-Considerar que la malla puede entregar confort térmico en verano y en invierno

Las mallas filtran los rayos solares durante el verano, generando sombra y reduciendo la temperatura de los espacios interiores. Al mismo tiempo, en invierno, su permeabilidad permite el paso del sol, reduciendo los costos de calefacción. Esto nos obliga a pensar en las condiciones variables de los diferentes meses del año al diseñar y elegir la apertura y la textura de la malla.

-Aprovechar los vientos y las opciones de montaje para generar fachadas ventiladas eficientes

Las soluciones de montaje de la malla metálica permiten seleccionar la separación que ésta tendrá del vidrio. De esta forma, podemos determinar una distancia adecuada para generar un efecto de ventilación que evite la acumulación de aire caliente en la extensión de la fachada.

-Diseñar considerando la perspectiva del usuario, desde el interior

Aunque la fachada puede funcionar como un dispositivo térmico, de sombreado y de privacidad –con un impacto visual de escala urbana–, siempre debemos considerar lo que los usuarios observarán y sentirán desde los espacios interiores. Los diferentes patrones y niveles de apertura y movilidad de las mallas pueden determinar en gran medida la calidad de las vistas y la iluminación de los espacios habitables.

-Reducir los costos utilizando puntos de soporte mínimos

Para la instalación de mallas en una fachada completa, sólo se requiere una subestructura con soportes superiores e inferiores. Dependiendo del tamaño de los elementos individuales que la componen, se deben agregar soportes intermedios fijos en cada nivel del edificio, reduciendo las cargas máximas que actúan sobre la subestructura y la posible desviación de la malla.

2

1

Fuente: www.archdaily.mx

 


Leave a Reply